Albóndigas de merluza en salsa

INGREDIENTES

  • Merluza 500 g
  • 1 huevo
  • 100 ml leche 
  • 100 gr miga de pan 
  • Harina integral de trigo 
  • 1 diente de ajo
  • Perejil al gusto
  • 50 ml de vino de Jerez
  • 500 ml de caldo de pescado
  • AOVE, sal y pimienta al gusto 
  • 1 cebolla

PREPARACIÓN

Para formar nuestras albóndigas, cortamos el pescado en tiras y éstas en cuadraditos, picando como si hiciéramos carne picada con la merluza.

La colocamos en un bol junto al perejil picado, 1 diente de ajo, la miga de pan remojada con la leche y el huevo, trabajando hasta formar una masa.

Reservamos en el frigo una media hora para que sea más fácil después hacer las albóndigas.

Formamos unas bolas con la masa, las pasamos por harina y las horneamos durante 20 minutos a 180º.

Mientras se están haciendo preparamos una salsa picando una cebolla en trozos muy pequeños y la pochamos en una cucharada de AOVE hasta que se ablande.

Añadimos dos dientes de ajo picados y un poco de perejil y lo removemos con la cebolla durante dos minutos.

Añadimos el vino de Jerez y dejamos que evapore. Incorporamos 500 ml de caldo de pescado y bajamos el fuego, dejando que se cocine durante 10 minutos.

En mi caso lo he pasado por la batidora para crear una salsa homogénea y que los peques no me renieguen, pero este paso os lo podéis saltar si queréis.

Metemos las albóndigas en el caldo, teniendo en cuenta que el nivel inicial de caldo no debe superar la mitad de su altura y dejamos que se haga el conjunto, dando un suave hervor durante cinco minutos.

Es una receta muy buena para hacer una ración doble, casi por el mismo trabajo tienes comida apañada para 2 días 😊



4 comentarios

    • Cristina Vila

      Sí,se puede congelar sin problema. Para que te quede 100% puedes congelar las albóndigas horneadas en un recipiente y la salsa en otro. Así, cuando descongeles podrás volver a batir por unos segundos la salsa, en el caso de que haya cristalizado mucho y la textura sea más grumosa.
      Sólo habría que batir por unos segundos para homogeneizar la salsa y dar un pequeño hervor con ella a las albóndigas. Te sirve al mismo tiempo para calentar el plato, así que no tardarías mucho más que si lo metieras directamente al microondas. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *