Pollo especiado con salsa de coco

Pollo entero especiado con salsa de coco

Que hay tantas formas de cocinar un pollo asado como cocineros en el mundo no debe ser una afirmación muy descabellada, pues a todos nos gusta darle nuestro toque personal y el pollo en una carne que se come en todas partes. 

En esta ocasión os traigo la receta de un pollo especiado con salsa de coco, aunque no es la única manera de comerlo en casa, puedes ver por aquí  otras opciones igualmente sabrosonas.

INGREDIENTES

  •       1 pollo de 1,5 kg apx preparado para rellenar y meter al horno (si podéis, que os lo prepare el carnicero y ese trabajo que lleváis adelantado)
  •       1 limón grande cortado por la mitad
  •       2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
  •       2 dientes de ajo
  •       Zumo de una lima
  •       Aceite de Oliva Virgen Extra, sal y pimienta
  •       ½ cucharadita de de ajo en polvo
  •       ½ cucharadita de jengibre seco
  •       ½ cucharadita de canela molida
  •       ½ cucharadita de anís estrellado
  •       300 ml de vino blanco
  •       150 ml de caldo de pollo
  •       200 ml de leche de coco

PREPARACIÓN

Para cocinar nuestro pollo especiado con salsa de coco limpiamos bien el pollo con papel de cocina, nunca con agua. El motivo es por la contaminación cruzada. No se debe lavar la carne cruda o las aves de corral antes de cocinarlas, ya que esto puede propagar las bacterias sobre las superficies de la cocina (como la encimera), los utensilios y otros alimentos en el área cercana.

Una vez limpio introducimos el limón partido por la mitad en el interior del pollo.

Hacemos una mezcla con el jengibre fresco, los dientes de ajo rallados, el zumo de lima, sal, pimienta, y la media cucharadita de ajo en polvo, jengibre seco, canela molida y anís estrellado, restregamos bien por todo el pollo y dejamos macerar, bien tapado, durante 90 minutos.

Una vez marinada la carne es el momento de hornearla. En una bandeja apta para horno introducimos el pollo marinado y regamos con 150 ml de vino blanco.

Y al horno precalentado a 180º. El tiempo aproximado es de 90 minutos. Nos ponemos un temporizador a los 45 minutos para darle la vuelta y regar con otros 150 ml de vino blanco.

Si vemos que se está dorando en exceso lo podemos tapar con papel de aluminio o vegetal.

La salsa es bien sencilla de hacer, mezclamos en un cazo el caldo de pollo y la leche de coco. Chup chup a fuego medio bajo unos minutos y listo. Le podemos añadir alguna especia, pero como el pollo va bien especiado considero que no le hace falta.

Lo podemos acompañar de patata asada, arroz cocido… Nosotros lo haremos con ensalada verde y cus cus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba